Blogia
jcuartero no está disponible

OTRO PROYECTO GOYA, DOS. LOS CHAPMAN, 2

OTRO PROYECTO GOYA, DOS. LOS CHAPMAN, 2

 

Jack y Dinos Chapman pasan por ser los bad boys del arte contemporáneo británico. Generan gran controversia con cada uno de sus trabajos, polémica que muchas veces aprovechan para ganar notoriedad en el escabroso mundo de los coleccionistas de arte de vanguardia. La crítica especializada del Reino Unido les ha dedicado calificativos que oscilan desde "nuevos gurús de la postmodernidad" a "terroristas culturales que habría que confinar en un Abú Grahib de las artes plásticas".

Su obra no deja lugar a la indiferencia, está hecha para provocar, para herir susceptibilidades. Intentan satisfacer el lado oscuro de la especie humana para que un cierto regusto amargo se quede en la boca de los asistentes a sus exposiciones. Se trata de una revisión de los trabajos de Duchamp al respecto de la dialéctica entre sacralización y desacralización de la obra de arte.

En varias entrevistas se han reconocido la influencia que Goya ha ejercido en su trabajo, tanto es así que le han dedicado tres homenajes. (Algunos los califican de atentados). El primero de ellos es la reproducción a tamaño real con muñecos de látex de unos de los grabados de los desatres de la guerra. Con esta obra pretenden causar el mismo efecto que podrían causar los grabados hace doscientos años cuando la cultura visual no estaba tan bregada como hoy en día. Se titula Grandes hazañas con muertos.

'Grandes hazañas con muertos'. Ojo a la cara del visitante

 

Otra obra relacionada con Goya es la modificación en marzo de 2003, de una serie original, de los grabados de los desastres de la guerra. Payasos, muñecos y ratones sustituyen los rostros de los personajes de la serie. Hubo quien consideró un acto criminal trabajar sobre material de época. La destrucción inmisericorde del icono artístico, pero bien mirado no es muy diferente de lo que supone el proyecto de los arquitectos Herzog y de Meuron para el edificio que albergará el Espacio Goya. Es un tema peliagudo, a mí no me parece especialmente mal.

Los hermanos Chapman quedaron satisfechos con su tuneado de la obra gráfica de Goya, de hecho continuaron en esa línea, en Mayo de 2005, con una reinterpretación de la serie "los caprichos" que dispusieron en forma de perro haciendo su necesidades. Lleva por título Like a dog returs its vomit: En los grabados aperecen ranas satánicas, cabras y chimpances de nariz roja. Se puede apreciar en la fotografía del anterior post. La obra se expuso en la London White cube Gallery y cada grabado se vendía a 13.500 libras.

Lo interesante de los Chapman no es si a uno le gustan o no, es la polémica que suscitan. Sus exposiciones tienen un caudal importante de visitantes que llenan las salas para ensalzar o para denostar su trabajo. Ya lo dice el saber popular "No ofende quien quiere sino quien puede".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres