Blogia
jcuartero no está disponible

TINTIN EN ALCAÑIZ

TINTIN EN ALCAÑIZ

Tintin hizo su última aparición pública en una viñeta de Tintin y el Arte Alfa. Un traficante de arte le encañonaba por la espalda y estaba a punto de cargárselo. Hergé se murió y dejó inacabada la vigésimo cuarta aventura del periodista que no ejerció como tal. Las obras inacabadas rebosan la  magia de lo que pudo ser y nunca pasó. Tintín, lo más probable es que se salvase; aunque personas cercanas a Hergé comentaron que el propio dibujante les había consultado sobre la posibilidad de matarlo en la azotea de su casa. Algo parecido a lo que hizo Conan Doyle con Sherlock Holmes en las cataratas de Reichembach (Suiza). Hergé quería que el universo que había creado descansase en paz con su autor, sólo permitío a un escritor americano que continuase las andanzas de Tintin en una novela. Frederic Tuten  en Tintin y el Nuevo Mundo junta a los personajes de Hergé con los internados en el sanatorio de tuberculosos de La Montaña Mágica. Tintín  madura, envejece. Prueba los placeres de la carne, pierde la virginidad con Claudia Chauchat. El capitán Hadock acaba como el alcohólico que anidaba en su interior y Milú no soporta la mera presencia de su amo. Todos se vuelven humanos. Adquieren consciencia del tiempo.

Las figuras del belén aragonés del Heraldo de Aragón me recuerdan a Tintin. Las caras redondas. Los ojos dos puntos negros. Las formas blandas bajo las prendas de colores planos. Las figuras de los pastores alcañizanos tienen el ADN de Tintin. Podemos soñar, pensar que Tintin tuvo descendencia con la Chauchat y que sus hijos acabaron en Alcañiz.  No en vano Alcañiz fue la ciudad en la que nació en periodismo español, gracias a Nipho. Un periodismo que no era periodismo y un reportero que jamás escribió una crónica. Tenía que acabar sus días en el Bajo Aragón

#La imagen representa un cuadro de Roy Liechestein en el que se ve a Tintin leyendo con sorpresa el anuncio del Belén aragonés en el Heraldo de Aragón, en la pared de su casa cuelga  Dance (I) de Matisse. Su hijo toca la dulzaina para amenizar la lectura

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jcuartero -

Pat, si te fijas bien ha heredado hasta los pantalones bombachos de su tío
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

patricia -

Madre, sí que se parece sí, es el primo ejeano de Tintín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres