Blogia
jcuartero no está disponible

MORIR EN EL MAR

MORIR EN EL MAR

No me quiero morir, pero si algún día he de hacerlo espero que sea con una muerte poética como la de Le Corbusier. Hay gente que es elegante en todo aquello que hace desde que se levanta, se viste bien, anda con pasos trazados con compas y sus gestos parecen diseñados por un director artístico de las películas americanas de los años treinta. Le Corbusier era uno de estos tipos, capaz de diseñar todas nuestras casas cincuenta años antes de que naciésemos.

Aunó la elegancia con lo práctico y desapareció nadando en el mar, junto a una de las creaciones de las que se encontraba más orgulloso. La cabaña de Cap Martin, en el Mediterráneo, no es más que un espartano cubículo de dimensiones reducidas pero pensadas con la clarividencia de quien sabe que va a perecer entre las olas, cerrando los ojos por el reflejo del sol sobre el agua azul

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres