Blogia
jcuartero no está disponible

EL DÍA QUE ME COMPRÉ DOS HOJAS DE UN LIBRO DEL S . XVI

EL DÍA QUE ME COMPRÉ DOS HOJAS DE UN LIBRO DEL S . XVI

El dólar esta a precios dsconcertantes, da gusto comprar en la divisa norteamericana. Las librerías de viejo de más alla del atlántico se han convertido en supermercados de oferta para según que piezas, sobre todo sino guardan relación con EEUU. La semana pasada viendo el catálogo de la ILAB (Intenational League of Booksellers) encontré un par de páginas de las Quatorze decadas de Tito Livio publicadas en Zaragoza en 1520 por Jorge Cocci, que no pude resistirme a comprar por el precio de una cena. Una de ellas con un grabado y la otra con una mayúscula ornamental. El paso del tiempo no ha sido demasiado duro con las hojas. Unas ligeras manchas de humedad atestiguan la antigüedad de los papeles; si a Londres se le presupone la niebla, es imprescindible que un libro del S. XVI tenga manchas.

Zaragoza fue uno de los focos impresores del Renacimiento peninsular. Aquí se imprimió el Manipulum Curatorum el primer libro con colofón completo  de más abajo de los Pirineos,durante varios años se llegó a pensar que fue el primer libro que vio la luz en España, obra de Mateo Flandro en 1475. En el siglo XVI destacaron los hermanos Hurus y posteriormente el germano Jorge Koch, al que se lle aragonesizó el apellido por Cocci. las prensas de Cocci pasan por ser las mejores  de todo el S XVI español, en concreto se citan en los Las quatorze decadas en los manuales de tipografía como ejemplo de volumen bien editado. Para ser sinceros las planchas xilográficas que utilizó jorge Cocci ya habían sido utilizadas en Mainz y en Lyon,  ciudad enlas que debió comprarlas el alemán.

El ejemplar del que proceden las dos páginas terminó durmiendo el sueño de los justos hasta que en 1927 la Asociación de los Foliophiles decidió venderlo por hojas con la excusa de la labor didáctica y divulgativa. El presidente de la asociación, G. L. Brown, aseguraba que se trataba de ejemplares incompletos de los que se conservaba un número reducido de páginas, pero lo cierto es que lo único que se sabe es que son originales. Hay quien piensa que los Foliophiles se dedicaron a descuartizar libros para obtener una mayor rentabilidad, una especie de bibliófilos comelibros, o incluso que los libros fuesen robados. La fecha de 1927 es temprana para relacionarla con el robo de libros de la Seo. Es emocionante pensar que estuviesen junto al mapa de Vinland en la catedral zaragozana.

Jorge Cocci tiene hoy en día una calle en Zaragoza que no guarda ninguna relación con la tipografía, sin embargo la calle Mateo Flandro se encuentra en el lugar donde Cocci tenía su comercio, que con el tiempo pasó a denominarse callizo de la imprenta, paradojas de la vida.

·La imagen corresponde a unos cajistas trabajando enuna imprenta com la de Cocci

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Fernando -

y cuando acabas de leerlo?..;);)..abrazos

jcuartero -

Convertir un libro en un puzzle de 10.000 piezas es obra de alguien que tiene la sangre negra y no de tinta. Como se desconoce el estado y la procedencia de los volúmenes, lo muestran con un envoltorio del milagro de los panes y los peces. Aunque obrasen de buena fe(algo dudoso) es una idea de Mortadelo y Filemón

inde -

A mí me ha phlipao la historia de la Asociación de los Philiphollas esos.

jcuartero -

En el catálogo de la ILAB aparecía como Coci. Al no mantener la grafía original Koch ambas son igual de incorrectas.
Los tipos con camisetas relacionadas con el mundo de la bibliofilia son peligrosos, a los que hay que tener más miedo son a los que llevan camisetas del Círculo de lectores
Sólo expondré si me haces de Comisario

Toni -

¡Una exposición de jcuartero ya! Con polémica incluida, por supuesto.

El señor de las arenas -

UNa vez más, una historia impagable y fabulosa. Las páginas de Coci cruzando el atlántico de vuelta son una hermosa metáfora. No se de qué, pero hermosa. Hoy ha entrado en la lonja un tipo con una camiseta de Strand. Le he marcado de cerca, por si llevase escondida alguna capilla románica bajo el sobaco, pero se ha dado cuenta y ha tratado de disimular sus aviesas intenciones preguntando por una obra retirada de la Lonja por la intervención de fuerzas ocultas.

Si Coci levantara la cabeza...

tausiet -

Coci o Cocci: al leer Guillermo Fatás mi entrada http://tausiet.blogsome.com/2006/07/08/registro-de-pedos-i/ me escribió: "Lo de Coci y Cocci, la vacilación en la
grafía del apellido del impresor zaragozano,
obedece a que su apellido original, alemán, era
Koch. Es más adecuada la adaptación Coci."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres