Blogia
jcuartero no está disponible

EL TRISTE SECRETO DEL DOBLADOR DE SERVILLETAS

EL TRISTE SECRETO DEL DOBLADOR DE SERVILLETAS

Siempre me ha fascinado la figura del poseedor de secretos. Áquel que sabe algo y lo esconde del resto de la humanidad. Los guardianes de asuntos vitales que deben ser preservados del común de los mortales, ya que su conocimiento harían que el mundo dejase de ser tal como es. En estas vaciones, mientras visitaba la platería del palacio de Hofburg, me encontré con un secreto que amenazaba la estabilidad de la monarquía de los Augsburgo hasta 1918 y del Estado Austríaco hoy en día. Una práctica para iniciados, casi ocultista, en la que se cimientaba el poderío del Imperio Austro-Húngaro. Me refiero al pliegue exclusivo de las grandes celebraciones gastronómicas, tres bucles, el del centro más alto y más grande que el resto, lo que le otorgaba un aura de diadema de lino, con la particularidad que cabía un pequeño panecillo debajo de cada uno de pliegues. Sólo dos personas eran las conocedoras de su confección. Dos personas que albergaban un secreto por el que debían morir si era preciso. Una gran responsabilidad de ser los dos únicos seres vivos en los que descansaba la tradición de cientos de años. Todavía en la actualidad existen dos dobladores de servilletas que aprendieron de manera oral la ejecución del pliegue de la servilleta, nunca pueden viajar juntos en el mismo tren y su nombre es desconocido, preservado en el anonimato. Hoy se encargan de preparar las servilletas de las cenas de gala, cuando en las salas de los palacios desmonarquicizados impera un rancio silencio afelpado. Es triste guardar un secreto como el del doblador de servilletas.

#Pese al incendio del Hofburg el secreto persiste

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

jcuartero -

Tienes toda la razón. La dinastía es de los Habsburgo y la ciudad es la capital de Suabia. Gracias

Sissi's back -

Gracias a ti, por favor. El hijo de Napoleón es otro Habsburgo desgraciado. No he visto el retrato pero te doy crédito. Por cierto, diría que el nombre de la dinastía es Habsburgo, Augsburgo es la ciudad alemana que dio nombre a esa paz que firmó Carlos V poco antes de abdicar, creo, y en la que casi se inventaron una nueva confesión, entre protestantes e imperiales. Yo ahora mismo estoy por practicar el culto a a almohada.

jcuartero -

Querida Sissi,Gracias. Maximiliano es un personaje curioso y su Palacio en Trieste tiene pinta de esconder un gran secreto que se pierde en la bahía; pero de los Augsburgo el más enigmático es el hijo de Napoleón. Su retrato de adolescente produce desasosiego
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sissi strikes again -

Me gusta lo que escribes, jcuartero el indisponible, y me gusta la idea del gran secreto banal en torno al que giran las vidas de personas. El secreto es la razón para existir de tanta logia, tanto rito y tanto misterio que, desvelado, se desvanece disuelto en su vaciedad. Como prueba, un vídeo. Cuánta verdad en dos líneas de pat.

Sissi -

Tras un viaje por Centro Europa, si todavía no lo has hecho, tienes que leer el Danubio de Magris, repleto de historias y vidas de los Habsburgo y de todo tipo de personajes.
Yo del Hofburg recuerdo sobre todo la vajilla de Maximiliano de México, con su águila culebrera y todo, que nunca llegó a su destino; el hado de los Habsbugo debía estar ya revirado.

pat rizia -

cada cual guarda el secreto que se merece, a veces no da para más...feliz vuelta, un abrazo

Antonio Tausiet -

Hay varios secretos asociados con la monarquía de los Augsburgo/Habsurdo. Sin ir más lejos, "El Harmario del Siglo", que guarda un importante documento...
http://video.google.com/videoplay?docid=-4572650237354176408
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres