Blogia
jcuartero no está disponible

OSOS

OSOS

Creo que he soñado con osos, con la osa tuerta del parque Bruil. En los últimos días se han cruzado muchos plantígrados en mi vida. Por un lado en una tienda de decoración de Calahorra, un oso de peluche imitación de los osos Steiff de la Alemania que amanecía con el S.XX. Un oso deshilachado, con los ojos vidriados-vidriosos, que parece llevar mal el calor veraniego y está esperando a que alguien le entre un vaso frío de agua-limón.

 Por otro lado el fin de semana pasado, asistí a una boda en Zaragoza en la que coincidí con un bearnés , muy simpático, que se parecía a Burt Lancaster en El temible Burlón. Hacíamos aprecio de la barra libre del Hotel Boston, en el que se alojaban varios pilotos de la Baja Aragón, y acabamos hablando de Oloron y de los Bouquinistes de tiendas diminutas en los alrededores de la Catedral; pero sobre todo hablamos de osos, osos pirenaicos, osos croatas, osos rijosos y osos varios. Me contó que hacía diez días unos amigos suyos habían visto al hijo de Canelle, que afortunadamente sigue vivo. Me comentó que conoce al hombre que mató a Canelle, continúa bajo tratamiento médico. Me imagino que es el peso que se debe pagar por extinguir al oso del Pirineo;algo similar a lo que sintió quien mató al último pájaro Moa.

Por último la lectura que me refresca estas tardes sofocantes transcurre en el Polo norte, la imaginación evocadora puede ser más efectiva que un ventilador destartalado que se parece a la vieja noria del Práter. Se trata de la novela con la que Echenoz ganó el Goncourt, en ella se dan consejos pertinentes por si te das de bruces con un oso polar. Es dudoso que me cruce con alguno por el barrio de las Delicias, pero por si acaso tomo nota: "No escapar corriendo, el oso corre más que uno. Más bien desviar su atención arrojando hacia un lado alguna prenda de color. Por último, cuando el encuentro resulta inevitable, recordar que en último caso todos los osos blancos son zurdos: puestos en la tesitura de defenderse, mejor abordar al animal por su lado menos ágil. No deja e ser ilusorio, pero menos es nada."

Me sigo quedando con la osa tuerta del Parque Bruil.

#La imagen se trata de una réplica de Steiff de los felices 20

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

pat rizia -

La pobre osa (Posa, la llamaba yo) del Bruil nos marcó a muchos niños de mi generación, es una imagen imborrable. De los ositos esos alemanes que mencionas dieron una noticia hace poco: se ve que los anticuarios van buscándolos por los vertederos, porque hay quien no sabe lo que tiene en casa. Los restauran, les cosen el ojo de vidrio y luego los subastan en sitios donde la gente levanta la mano y pierde el oremus. Un post muy completo, como siempre.Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres