Blogia
jcuartero no está disponible

CRÓNICAS DE MAÑOHATTAN. SEIS. ESTAR EN STRAND

CRÓNICAS DE MAÑOHATTAN. SEIS. ESTAR EN STRAND

Estar en Strand es un sueño para los entusiastas del libro. Toneladas de volúmenes se apilan en estanterias que desafían la ley de la gravedad. Duele el cuello de intentar leer los títulos, semiborrados por el tiempo, de los anaqueles más altos. Creo que alguna de las baldas, que soportan libros pesados, son más estables que los cimientos del Pabellón Puente de Zada Hadid. Las leyendas populares dicen que si se pusiesen en fila india, lomo con lomo, todos y cada uno de los ejemplares que alberga la librería, se alcanzarían más de 25 kilómetros de páginas escritas.

Hacía muchos años que no experimentaba una sensación similar. Se parecía a la felicidad, difícil de contener, de cuando tenía ocho o nueve años e iba al Corte Inglés a coger el Catálogo de los  juguetes de Navidades. Ver todos los juguetes expuestos, más de los que se podían asimilar, me fascinaba.

Miraba a la cara de todos los clientes con los que me cruzaba en ese laberinto de libros usados. Tenía el presentimiento de poder empujar  a Paul Auster y no darme cuenta por estar mirando la exageración de títulos que había a mí alrededor. Pese a la sensación de cajón de sastre que puede aparentar una librería de este tipo, todos los libros están ordenados por temas y poseen un código de barras en el que  se indica la fecha en la que pasaron a engrosar la colección de Strand. Es difícil seleccionar lo que vas a comprar. Yo terminé adquiriendo todo el material que había sobre Zeppelines. Me encanta una fotografía, que aparece en uno de ellos, en la que se ve al Graf Zeppelin sobrevolando el estadio de Wembley mientras se celebraba una final de la Copa de Inglaterra.

Strand es como un cementerio de elefantes en el que duermen el sueño de los justos muchos títulos, que quizá ya solo existen en medio de esas estanterias polvorientas.

#En Zaragoza no hay ninguna Strand, pero sí tenemos unas jornadas interesantísimas sobre la Historia del Cine en la ciudad. Se desarrollan en el Centro de Historia durante los lunes y los martes hasta el 7 de noviembre. El programa es muy atractivo, así que no os las podéis perder www.zaragozahistoriadecine.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Toni -

¡Eso, eso! ¡Que venga todo el mundo a las Jornadas de Cine y se quede pequeño el Centro de Historia!
¡Muchas gracias!

Abrazos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres