Blogia
jcuartero no está disponible

EL ZARAGOZA NO TIENE QUIEN LE FALSIFIQUE

EL ZARAGOZA NO TIENE QUIEN LE FALSIFIQUE

Hong Kong es como Andorra pero con rascacielos de Norman Foster. Las luces resplandecen sobre la bahía que se despierta con la noche. El reflejo de los neones y los leds omnipresentes hacen que el único sepang que se conserva parezca un pez de colores apagados en una pecera de plexiglás. La segunda o tercera ducha diaria dulcifica la humedad relativa, digna de los fumaderos de opio de las películas de Fu-Manchú. El calor es tan pegadizo que se llega a echar de menos. Me gusta Hong kong y sus cibercafés para mujeres filipinas que vienen a trabajar en el servicio doméstico. Me gusta la libertad de prensa de Hong kong que dedica varias páginas a las carreras de caballos. Me gusta la noche oriental que trae los ecos de los mercados de Kowloon.

Hong Kong es el lugar ideal para sudar, ver chicas monas con peinados sofistificados y comprar. El mercado nocturno no tiene encanto si se compara con las carnicerías tradicionales, las tiendas en las que se venden aletas de tiburón liofilizadas y raíces que parecen mandragoras, o los mercadillos de cables de teléfons móviles de segunda mano. En el mercado nocturno se pueden encontrar relojes, bolsos de imitación y camisetas de clubes de fútbol. Ya se vendía la de L.A. Galaxy con el nombre de Beckham y el número 23 a la espalda. Por curiosidad estuve buscando el uniforme del Zaragoza, pensaba que con el tirón de Aimar en Asia no sería complicado. Me equivocaba. El Zaragoza no tiene quien le falsifique. Todavía no somos un equipo importante. El Valencia y el Sevilla tenían sus copias. El Palermo italiano,  toda la Premier, media liga holandesa y escudos que no pude identificar. El Zaragoza será uno de los clubes grandes cuando las luces chillonas iluminen su camiseta en los puestos callejeros hongkoneses, mientras los niños coman brochetas y los chinos de edad avanzada devoren los cigarrillos intentando descifrar si el día de mañana sale brumoso o despejado.

#La imagen corresponde a la vista de Hong Kong desde la bahía de Kowloon con el cielo cubierto. El sentido del humor les hace repetir que los ingleses dominaron la isla 150 años, después se fueron pero les dejaron la niebla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

m ; ) -

yeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres