Blogia
jcuartero no está disponible

ME ACUERDO DE ZGZ

ME ACUERDO DE ZGZ

Tras varias semanas he logrado descargar, en un programa de intercambio de archivos, una emisión de la televisión pública francesa sobre Je me souviens de Georges Perec . Durante varios años me quedaba dormido, arropado en mi edredón, escuchando una grabación en casette de esta emisión. Estudiaba francés y pensaba que oyéndolo entre sueños iba a ser capaz de desarrolar un acento prodigioso. Mi francés no mejoró demasiado pero cada día me gusta más Perec. La mayor parte de mis recuerdos son de Zaragoza

La grabación corresponde a la interpretación del texto de Je me souviens por Sami Frey 

 

 

 

I

Me acuerdo de los viejos autobuses de TUZSA, sólo tenían dos filas de asientos tristes

II

Me acuerdo de ir a comprar los domingos romos de la Liga de Fútbol. Nunca terminé un álbum. Hubo un año que sólo me falto uno, el de Maradona.

III

Me acuerdo de la primera película que fui a ver al cine. Me llevaron a ver Galáctica , en el Cine Palacio. Me llevó mi padre un festivo por la tarde. No me enteré de nada.

IV

Me acuerdo que como era un chico de ciudad, un chico de Zaragoza, no sabía montar en bicicleta. Tuve que aprender en el Paseo de los Bearneses del Parque Grande.

V

Me acuerdo de haber visto en Televisión El temible burlón con Burt Lancaster y Lenny Kravatz. De mayor quería ser pirata

VI

Me acuerdo de la antigua tienda de helados de los Italianos. No me gustaba tener que pagar en la caja antes de elegir los helados en cucurucho. Mi madre decía que los mejores eran lo de yema tostada. Yo como buen hijo no me lo creía y elegía los de vainilla.

VII

Recuerdo a Perico Fernández intentando vender sus cuadros en un programa de Televisión

VIII

Recuerdo el lema electoral del CDS.”Vota CDS. Vota libertad. Vota al centro Democrático y Social. Nunca he votado al CDS.

IX

Recuerdo que me compré en VIPS un libro de Fotografías de Henri Cartier Bresson.

X

Recuerdo los bocadillos de Pechuga, queso y huevo con salsa romesco del London y de los cafés insípidos de la máquina del segundo piso de la Facultad de Filosofía y letras.

XI

Me acuerdo de los taxis negros. Los cogía con mi madre cuando llegábamos tarde

XII

Me acuerdo de perder la piel de los dedos por no saber utilizar el Loctite

XIII

Me acuerdo el Gol de Nayim

XIV

Me acuerdo de la primera sonrisa que logré arrancar a una chica

XV

Me acuerdo de los Huesitos, Lacasitos, Conguitos y Caramelos Sugus.

XVI

Me acuerdo de los veranos en Salou y Cambrils.

XVII

Me acuerdo de un musícasete de Francesco di Nápoli que tenía un novio de mi madre en el coche. Mi hermana y yo nos pegamos un viaje por el Levante escuchando “Cantare Ooohh. Volare Ooohh”

XVIII

Me acuerdo que me daba miedo ir a Torrero porque estaban la cárcel y el cementerio.

XIX

Recuerdo a Mauricio Aznar interpretando canciones argentinas en la Biblioteca de Aragón.

XX

Recuerdo ver el estreno de Nunca digas nunca jamás en el cine Elíseos. Me gustaban los relojes de James Bond

XXI

Recuerdo que Silvia me regaló una pluma Montblanc.

XXII

Recuerdo lo grandes que eran las hojas del Heraldo de Aragón

XXIII

Recuerdo la primera vez que consulté el B.O.E.

XXIV

Recuerdo que intentaba ver las película pornográficas de Canal + los viernes por la noche. Me di cuenta de que tenía mucha imaginación

XXV

Recuerdo que una vez fui al festival de Cine de San Sebastián y le pedí un autógrafo a un Director Chino, del que se me ha olvidado su nombre.

XXVI

Recuerdo que leí La Familia de Pascual Duarte la víspera de un examen de Matemáticas. Saqué un uno

XXVII

Recuerdo que con los compañeros de trabajos siempre compramos la lotería de Navidad en la Administración del Rosario

XXVIII

Me acuerdo de dos personas que iban vestidas por la calle con gorras de capitán de barco

XXIX

Recuerdo que mi abuela se pedía un Bitter Kas cuando íbamos a los Espumosos.

XXX

Me acuerdo de jugar a Fútbol con mi hermana en el pasillo de casa

XXXI

Me acuerdo que a la Plaza Albert Sweitzer la llamábamos plaza Albert Swarzenegger

XXXII

Me acuerdo que Federico Luppi en una película decía, sólo hay dos tipos de hombre, los que quieren dinero y los que no saben lo que quieren

XXXIII

Me acuerdo de aprender a conducir en un 600 cerca del velódromo

XXXIV

Recuerdo que se puso de moda el Kárate. Llegué a cinturón amarillo y mi único amigo en clase era un testigo de Jehová

XXXV

Recuerdo el rastro de la Plaza de Toros. Cada vez que iba le preguntaba el precio a un señor que vendía cencerros, sin intención de comprar ninguno

XXXVI

Recuerdo que la primera película que vi de Buñuel fue El Ángel Exterminador

XXXVII

Recuerdo que en la Revolución Francesa cambiaron el nombre de los meses. A Noviembre lo llamaron Brumario

XXXVIII

Recuerdo una exposición de Yoko Ono en el Palacio de Sástago

XXXIX

Recuerdo la primera declinación del latín.

Rosa-Rosae

Rosa-Rosae

Rosam-Rosas

Rosae-Rosarum

Rosae-Rosis

Rosa-Rosis

XL

Recuerdo que los porches del Paseo Independencia son iguales que los de la Rue deRivoli

XLI

Recuerdo que tome conciencia de que me iba a casar con Silvia paseando por Central Park en Nueva York

XLII

Recuerdo comprar minerales los domingos por la mañana en la Plaza San Francisco. Los tenía almacenados en cajas pero con las etiquetas cambiadas. Hoy no sé distinguir más que la Pirita y el Yeso

XLIII

Me acuerdo de los libros negros de Cátedra

XLIV

Recuerdo que una docena de churros costaba cien pesetas

XLV

Recuerdo que mi padre decía que Bernard Hinault era el mejor ciclista del pelotón internacional. Pensaba que los Lagos de Enol se llamaban en realidad los Lagos de Hinault.

XLVI

Recuerdo muchos de los cines que ya no existen, el Iris, Argensola, Pax, Torrero, Venecia, París, Palacio, Gran Vía, etc...

XLVII

Recuerdo los bombones dela Caja Roja de Nestlé

XLVIII

Recuerdo la única camiseta que he tenido de un grupo musical. Era de Suede

XLIX

Recuerdo el olor a tierra quemada tras la lluvia

L

Me acuerdo del cuadro de Álvarez Dumont Defensa del Púlpito de San Agustín que estaba en un tramo de las escaleras del Museo Provincial

LI

Me acuerdo de los hermanos Tonetti

LII

Me acuerdo de los moldes de escayola de la primera casa que me compré

LIII

Me acuerdo de la bata blanca de un dentista amigo de mi abuela que tenía la consulta en la Avenida Madrid

LIV

Recuerdo la primera vez que oí la expresión niño de cristal, pensaba que se trataba de una escultura de vidrio

LV

Me acuerdo de El Hombre que jueves de Chesterton. Me lo compré un lunes y me lo leí un martes

LVI

Me acuerdo que teníamos un equipo de Fútbol 7 que se llamaba La familia Arnolfini. El único trofeo que ganamos fue uno a la deportividad

LVII

Recuerdo el sonido ortopédico de mi primer móvil

LVIII

Recuerdo la luz fría de los flexos

LIX

Recuerdo el día que nació mi hermana

LX

Recuerdo el sonido estruendoso de los tambores en Semana Santa. El único toque que llegué a distinguir se llamaba La barra de pan

LXI

Recuerdo el Panqueque de Fantoba

LXII

Recuerdo un indigente que tocaba una cacerola como si fuese un batería en el Paseo Independencia. Me dijeron que tenía el Síndrome de Diógenes.

LXIII

Me acuerdo de los Bonobuses. Coleccioné los del año 2000. Me faltaba el del mes de mayo y me lo encontré por la calle

LXIV

Recuerdo que tengo unas fotos vestido de Baturro. Aparezco triste, no me debía gustar el folclore.

LXV

Recuerdo el incendio de la discoteca Flyng. Teníamos un compañero de clase que siempre vestía de negro. Le decíamos que iba de luto por las víctimas.

LXVI

Recuerdo el vaho que salía de mi boca las mañanas de Enero

LXVII

Me acuerdo de los billetes de mil pesetas en los que salía Benito Pérez Galdós.

LXVIII

Me acuerdo del refrán “Que si fue que si vino, que si mangas de Lino”

LXIX

Recuerdo que cuando tenía seis años confundía a la mujer del portero de mi casa con la Reina de España.

LXX

Me acuerdo del Fantasma de los ojos azules

LXXI

Recuerdo que Belmondo protagonizó Pierrot el loco

LXXII

Me acuerdo de los edificios con metralla de la Guerra de la Independencia en el Casco Histórico

LXXIII

Me acuerdo de las meriendas de bocadillos de chorizo de Pamplona. Pensaba que se hacían todos los embutidos en Navarra.

LXXIV

Me acuerdo del embarcadero del Parque de Atracciones y del Barco del Mississipi, que me hacía pensar en el barco de Fitzcarraldo.

LXXV

Recuerdo que vi ET en el cine Fleta antes de que estuviese en ruinas fantasmagóricas.

LXXVI

Me acuerdo de los programas deportivos de la radio los domingos de otoño por la tarde

LXXVII

Me acuerdo que en el parlamento francés hicieron un debate para decidir si Tintin era de derechas o de izquierdas

LXXVIII

Recuerdo que asistí a la conferencia que impartió un jesuita sobre los manuscritos del Mar Muerto.

LXXIX

Me acuerdo de la escalera mecánica del Sepu.

LXXX

Me acuerdo del telón que pintó Unceta para el teatro Principal

LXXXI

Recuerdo que una vez cogí un ascensor en Tiffanny´s en la Quinta Avenida

LXXXII

Recuerdo una oficina del Banco pastor en la Plaza Aragón. No podía entender un nombre tan poco apropiado para guardar mi dinero

LXXXIII

Me acuerdo del adoquinado de la Calle Don Jaime

LXXXIV

Me acuerdo que Sherlock Holmes vivía en el 221B de Baker Street.

LXXXV

Recuerdo que tenía un vídeo Beta que al final de sus días grababa sin sonido.

LXXXVI

Recuerdo que conduje un Talbot Horizon desde las Delicias hasta Bratislava. 5500 Kilómetros sin aire acondicionado en el verano más caluroso de la década de los noventa

LXXXVII

Me acuerdo del bigote de Charles Bronson, la mayoría de sus películas llevaban el adjetivo justiciero o el sustantivo justicia

LXXXVIII

Me acuerdo de la cena en la que conocí a Silvia.

LXXXIX

Me acuerdo de Maurice Lacroix, el hombre impuntual

XC

Me acuerdo de las naranjas sanguinas

XCI

Me acuerdo de los viajes a Andorra para comprar aparatos electrónicos. La gasolina era más cara que lo que te ahorrabas.

XCII

Me acuerdo de las doce campanadas de Nochevieja y de los cuatro cuartos que las preceden

XCIII

Me acuerdo del ascensor del Museo del Foro

XCIV

Me acuerdo que la nieve no cuaja casi nunca

XCV

Recuerdo que la palabra chabisque me hacía mucha gracia.

XCV

Me acuerdo de la canción de la Trinca que era una versión de los Sitios de Zaragoza

XCVI

Me acuerdo que Peter Pan tiene una escultura metálica en Hyde park en Londres

XCVII

Me acuerdo de las películas de Scorsese

XCVIII

Recuerdo la Calle Alfonso cuando no era peatonal

XCIX

Recuerdo que la Sissí auténtica era anoréxica y que Romy Scheneider era mucho más guapa que cualquier princesa de carne y hueso

C

Recuerdo los papeles de carboncillo para realizar copias. Se me manchaban los dedos de negro

CI

Me acuerdo de un despertar en Treguier, un pequeño pueblo de la Bretaña Francesa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

19 comentarios

Elías Moro -

Trasteando por la red, buscando textos alusivos,me topo con tus "me acuerdo".
Me han encantado. Precisamente hace un mes estuve en Zaragoza presentando mi libro "Me acuerdo", publicado por Calambur en la librería Antígona.
El 7 de diciembre, Antón Castro se hizo eco en su blog con un elogioso comentario sobre el mismo.
Creo que podría gustarte.
En todo caso, un placer encontrarme con tu página.
Un saludo.
Elías Moro

Blayet -

Recuerdo la primera novia que hice. Azabache en los ojos. Fuego en el vientre. El primer beso se lo dí en la Calle Tarragona. Entonces no estaban las motos. Un abrazo que dura en la memoria hasta ahora. ¿Cómo olvidar?

jcuartero -

A veces la nostalgia es lo único que nos queda, otras simplemente la constancia de lo bien que hemos vivido; pero casi siempre nos invaden buenos recuerdos, por algo será

jose english -

se siente nostalgia...con todos estos comentarios...

jcuartero -

La CI es la más bonita porque algún día dará lugar a otros CI recuerdos, de los que ambos seremos personajes colaterales. Otro beso

silvia -

Ha sido precioso, cariño, sobre todo el CI. Veo que merecieron la pena los 20 días que necesité para que se descargara el famoso "Je me souviens", tras buscarlo en todas las librerías de la bretaña. Leo poco tu blog, pero sabes que cuando lo hago me encanta, y para que conste, este comentario, que ya nadie leerá porque el post no es reciente, pero al menos tú sí.
Un beso.

jcuartero -

Señora no pase que ...

Ya te pillaré -

Me parece muy mal que no te acuerdes de donde está realmente el centro de Zaragoza.

jcuartero -

Normal que tengamos los mismos recuerdos si hasta participamos en el mismo anuncio televisivo de Jaca 98.
Nos vemos

Isabel -

Seguiría con otros cien mas, pero hay muchos comunes, el futbol en el pasillo, el bitter kas de mi abuela (aún lo toma, es la única persona que conozco que lo haga...), de Andorra y los aparatos (y el azúcar!), la plaza de "suarsenager" y los cromos de Futbol...
No sé si son tus recuerdos o los míos.
Un abrazo.

joaquín -

sencillamente impresionante
para cuando la segunda edición actualizada?

SantIP -

Los bocadillos del Don Bocadillo, que tardaban en hacerlos porque tostaban el pan.
Los árboles de la plaza de La Seo, que los quitaron y apareció un museo bajo ellos.
Cuando sólo había tres puentes, el de piedra, el de hierro y el "nuevo", el de Santiago.
La calle Cerdán.
Las ventanillas correderas del R8.
Los asientos de eskai del 124.
Quinientos kilómetros en el 850 para "soltarme" a conducir.
Las sardinas del "marrano", las del "lince" y los pinchos del "marrakech".
Aparcar delante del Ayuntamiento.
Luz Casal enseñando las tetas en un concierto de Miguel Ríos.
La leche Sali en bolsa de plástico.
El Noticiero.
Parafernalia de Miguel Mena y Canijilla.
Radio Heraldo.
Los dibujos de F de Felipe en el suplemento del Heraldo.
Comprar donuts en la Feria, cuando la hacían en el edificio de la Cámara.
El cine Arlequín.
Perdona, los recuerdos eran tuyos, pero se parecen demasiado a los míos.

jcuartero -

Y también me acuerdo que se parecía a Scatman Joe

Cohen el Bárbaro -

... recuerdo que en esos billetes de mil pesetas con la efigie de Perez Galdós aparecía el texto : "..y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para gritar que Zaragoza no se rinde"

jcuartero -

hay tantas cosas que recordar que es casi imposible acordarse ni de la mitad

Matheo -

Gracias, me he emocionado, esa la "fea y hermosa" es nuestra Zaragoza!!, que nostalgia!
Yo tambien recuerdo el cine Pax y el torrero, y el cine coso con su pasaje pequeño...
si nos juntaramos algunos podríamos recordar tanto tanto.
:)

jcuartero -

Me alegra que os haya gustado, para mí ha sido un placer compartir experiencias con vosotros y seguir haciéndolo

Toni -

Estupendo!!! Creo que yo sería incapaz de realizar no ya 101 sino 50 de estos recuerdos. Al menos me alegro de haber compartido dos de ellos: el autógrafo al director chino en San Sebastián (el título internacional de la peli creo que era "Love in the City") y haber formado parte de La Familia Arnolfini (me ahorraré cualquier comentario sobre "mi juego").

Besos

t7 -

Absolutamente genial
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres