Blogia
jcuartero no está disponible

EL TAXI DEL MISTERIO

EL TAXI DEL MISTERIO

El sábado por la noche quedé, con un par de amigos, uno de ellos es un gran detractor de los blogs en general y del mío en particular, para tomar algo rápido. Al día siguiente teníamos que trabajar los tres. La cita no prometía demasiad, dos cañas, una tapa y a la cama a descansar. La cosa se complicó. Uno de los tres, no fui yo, llegó bastante tarde; como castigo lo llevamos a comernos unas megabrochetas al nuevo Candolías del Tubo. Cualquiera podría pensar que comerse una de esas brochetas no es ningún castigo. Claro que no todo el mundo es vegetariano. Aguantó bastante bien a sus amigos carnívoros, perro como no comí tuvo que beber más para pasar el rato. Los otros dos le seguíamos el ritmo porque somos más competitivos que los malos de las películas de Rocky. No contentos con la carne fresca lo llevamos a uno de esos garitos cuyas tapas se han convertido en ferranadrianadas. Lo encajó bien incluso cuando lo obligamos a tomarse una ración de arroz con bogavante. La última botella de Aylés hizo que continuásemos la noche. El Baccarah estaba hasta arriba, no cabía ni una sola chica más con camiseta de topos y manga ranglán. Pasamos a la Casa Magnética, donde estaba Juan Aguirre con su gorro eterno. Empezábamos a movernos en horas peligrosas para los tres, así que como una retirada a tiempo es una victoria, nos fuimos a casa. Si la retirada es en tax,i no es por ello más victoria, pero es más rápida. Di la dirección "Me deja en la Plaza Roma, por favor" El taxista no me dio conversación iba absorto en en un programa de radio. Reconocí la voz deIker Jiménez y me puse a temblar. Un colaborador del programa hablaba de tarántulas. Como el Paseo Teruel esta cortado por obras, el taxí se desvió por Madre Sacramento y pude escuchar algo que me dejó estupefacto. A la altura de lo que fue el taller del escultor Francisco Rallo, el colaborador de Iker Jiménez mencionó un tratado español de Tarantismo del S. XIX (nada que ver con el Director de Pulp Fiction y Death Proof). Vinculó el baile de la Tarantela a la necesidad curativa de la picadura de las tarántulas, que se llaman tarántulas por la ciudad de Tarento. En el manual sobre tarantismo se explicaba que si una araña venenosa picaba a alguien por estos lares, la tarantela dede ser sustituida por una Jota de movimientos rápidos. Así con dos Aylés de más y tras haber visto a Juan Aguirre me enteré del carácter apotropaico de la Jota.

¡Spiderman, no levantes tanto el vuelooooo

que te vas a salir de Españaaaaa!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

jg -

Hola. Estoy creando www.disemdi.com, un periódico digital y me gustaría que colaboraras conmigo.
Concédeme una entrevista a través de Messenger, mi correo es lonuestro27@hotmail.com. Un saludo.Jose Guillermo.

Toni -

Como os pasáis con el pobre Patito. Al que habría que darle más caña es el anti-todo: ¡que se abra un blog ya como castigo!

jcuartero -

Aylés dais los dos. Tanto monta, monta tanto Jio como Mariano

m ; ) -

En vez de adiós, hastaluego o hastalué, s epodría decir: aylés!

; ) -

JAJAJA, cuerpo jotero ! Me suena haber hablado o escuchado eso alguna madrugada: jota brava por picadura monegrasca

jio -

jajajajajajaaa.... te pareces a mary jane al final!!! que bueno saber que sigues vivo y sobreviviendo a experiencias de otro mundo.
un placer. :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres