Blogia
jcuartero no está disponible

NACIDO EL DOCE DE OCTUBRE

NACIDO EL DOCE DE OCTUBRE
El heroísmo está sobrevalorado, en el fondo debe ser triste convertirse en un héroe. Hasta ahora el bicentenario de los Sitios había pasado desapercibido, pero esta semana el Heraldo ha comenzado a recordarnos la resistencia frente a las tropas napoleónicas; el coleccionable y su cuña radiofónica que parece un chiste de Marianico el Corto imitando a Gila ¿Está el General Lefebrve? que se ponga, o la editorial de Fatás que alababa una resistencia que llevó a la destrucción física y moral de los sitiados. Hace doscientos años hubiese sido un afrancesado que habría acabado en Burdeos bebiendo vino y comiendo Canalés, pese a estar en contra de una invasión.
El heroísmo está sobrevalorado, en el fondo debe ser triste convertirse en un héroe. Pregunta ¿Para que sirvió la defensa de la ciudad? Respuesta para que la destruyeran. En la época Zaragoza adquirió un renombre que no servía para nada, me imagino que dentro de doscientos años algún periódico suní sacará un coleccionable sobre la resistencia en Ciudad Sadr y dirá que el heroísmo de los señores con barba traspasaba las fronteras uniendo a todo el Islam.
El heroísmo está sobrevalorado, en el fondo debe ser triste convertirse en un héroe. A Agustina  Lord Byron  le dedicó un poema .  Existe un ballet  desconocido para el gran público  que se  considera  técnicamente  la  pieza más  complicada  del  repertorio romántico.  Recibio el nombre  poco  evocador de  Paquita (Giselle  es  mucho  más comercial), una especie de  Carmen , pero  sin toreros y fábricas de tabaco. Conan Doyle ambientó una de  las  Aventuras  del  Brigadier Gerard   en  la  toma  de  la  ciudad,  aquí los malos  somos  nosotros.  Hubiese sido  más  divertido  con  Sherlock Holmes.  La obra  cumbre  de  la  novela  fantástica  centroeuropea  es  el  Manuscrito  encontrado  en  Zaragoza, que  sólo aparece  en  el  título y en las primeras páginas cuando un soldado polaco encuentra un manuscrito entre las ruinas de lo que debió ser una ciudad bonita, luego se sumerge en el olvido.
 Los heridos y mutilados de guerra se debieron sentir como el Tom Cruise en Nacido el Cuatro de Julio. ¿Para que tanto, Fernando VII? El heroísmo está sobrevalorado, en el fondo debe ser triste convertirse en un héroe.
#Hubiese hecho un fotomontaje con Photoshop, Tom Cruise en su silla y al fondo Palafox, pero se me había olvidado que borré el programa por falta de espacio en el disco duro 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

diego gimenez -

hola! llegué aquí traído por el googleo de "que es el heroísmo" tema que vaya a saberse por donde me apareció hace unos días. me gustó mucho el blog y el sitio de la productora (brain...no se qué) con su película del zeppelín. vos sos (perdón el argentinismo)tu eres el autor del guión?
saludos!!

jcuartero -

Emmanuelle, Emanuelle, tiene Usted razón. Ya convertía al cine de la Avenida San José en una sala de ambiente, hoy en día es un Eroski.

SantIP -

¡Emmanuelle en el Rialto! Casi, sólo por eso, merecería la pena haber sido franceses.
Lo que no llevo tan bien es lo de Carla Bruni...

jcuartero -

Fluvi, el desprecio que hay hacia el extranjero, el guiri, que hay por estos lares, es un complejo de inferioridad que debamos tener en nuestro ADN. Un corso imperialista lo tenía más difuminado, aunque no sé porqué.
T7, KO.
Santi, cuando quieras y en el bar del Antonio. Podíamos haber sido franceses con anterioridad en época de Carlo Magno (pronunciado maño). En los años 70 hubiésemos visto Emmanuel en el Rialto, desayunaríamos brioche y hoy Carla Bruni sería la primera dama, pero sufriríamos un centralismo que tampoco es bueno.

SantIP -

¿hacemos una ucronía?
¿Que hubiera pasado si Palafox hubiera entregado Zaragoza al principio?
¿y si hubiera salido bien la invasión?
¿en tu casa o en la mía?

t7 -

Ok

fluvi -

Los Sitios de Zaragoza se deberían haber llamado La Cabezonería Aragonesa. Mejor nos hubiera venido ser un poco más franceses y un poco menos españoles, pero claro, enseguido se acuñó el término "afrancesado" para despreciar y perseguir a aquellos con ideas republicanas y racionalistas. El problema es que el enano de la mano en la tripa nos entendió demasiado bien y sabía que necesitábamos un rey, pero tenía que ser nuestro, no el hermano del invasor. Así somos, puteados y catetos pero auténticos. Que desperdicio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres