Blogia
jcuartero no está disponible

HISTORIAS DEL 22, LA HYBRIS DEL LECTOR DE ENCICLOPEDIAS

HISTORIAS DEL 22, LA HYBRIS DEL LECTOR DE ENCICLOPEDIAS

 

El verano me vuelve perezoso, escribo poco y ando menos. El 22 es una caja de sorpresas costumbrista. En la parada intermedia de Conde Aranda se sube una señora china de mediana edad con un centenar de barras de pan metidas en un carro de fabricación casera, una caja de cartón que huele a harina recién horneada. El sábado a las nueve un conductor se rebeló y detuvo el autobús para abroncar  a la distribuidora que utilizaba el transporte público. La china le dejó claro lo que pensaba de él "Tú malo, mu malo, sólo tú problema". tras varios minutos colapsando Conde Aranda, y ante un diálogo de besugos subidos de tono al que se añadían voces de señoras mayores que increpaban a la asiática, continuamos el trayecto. El conductor amenazó con no permitir que se montase de nuevo. El lunes la china repitió la operación con otro chófer que no le dijo ni pío.

otro día se subió un señor con problemas psiquiátricos evidentes. Nos relató a la parte trasera del bus las acciones legales que iba a emprender junto a Belloch contra su cuñado, quien aprovechando que su hermana estaba en Inglaterra le había sacado mil euros de su cuenta corriente, además no era la primera vez que le birlaba pasta que hace unos años le quitó medio millón de pesetas  y sólo le pagó los intereses, a pesar del  intento de condonación de la deuda por la ESPASA. Por un momento me lo imaginé como un Quijote enciclopédico que había perdido la razón por la lectura de diccionario,  víctima de un castigo bíblico para frenar la soberbia humana; las enciclopedias son la torre de Babel con cimientos de tinta. Borges se debió de quedar ciego de tanto leerlos.

Hoy he ido caminando al trabajo

P.D. La lectura de enciclopedia y diccionarios puede ser  perjudicial para su salud , no obstante aquí van mis favoritos para aplicar en pequeñas dosis.

1-Diccionario de Mitos Clásicos de Pierre Grimal 

2-Diccianario de términos artísticos de Fatás y Borrás

3-Diccionario de Tintin de Toni Costa

4-La Espasa

5-Diccionario Vox de Latín, si es posible con las chuletas del uso del Ut escritas a lápiz

6- E. Cobham Brewer 1810–1897. Dictionary of Phrase and Fable. 1898. Sobre esta enciclopedia hablaré otro día, hace alusiones a un castillo fantástico en los aledaños de Zaragoza

7-El dicccionario de la RAE          

#La imagen corresponde a una escena de la película "Bola de fuego", un grupo de redactores de enciclopedias encabezados  por Gary Cooper observan las piernas de Bárbara Stanwick

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

jcuartero -

La jungla de asfalto puede despistar más que cualquier selva del pacífico, si el 22 hubiése hecho un recorrido circular todo hubiése sido distinto

SantIP -

yo era el "boyescaus" del 22. Lo cogía en la puerta de casa. Todos los sábados, en cuanto terminaba Mazinger Z, me ponía mi uniforme y esperaba al 22.
Tras un rato oyendo hablar de buenas acciones y de aventuras de niños perdidos en selvas mis padres venían a recogerme, hasta el día que decidieron que ya "era mayor".
Aquel día me dieron el doble de dinero para coger el autobús, el de ida y el de vuelta.
Y cogí el de vuelta, en la misma parada en la que me había bajado a la ida.
Menos mal que, en Vía Hispanidad, final de linea, un joven me prestó unas pesetas para pagar el billete de vuelta.
Volví a casa cabizbajo y desilusionado. Si era capaz de perderme en la ciudad, en el bosque seguro que se me comía un oso.
Nunca aprendí a orientarme y comencé a utilizar el 21, que hacía un recorrido similar pero no me traía malos recuerdos.

jcuartero -

Desde luego, menos mal que son barras y no hogazas. Un saludo

Javier -

Lo de la china con las barras de pan me ha tocado sufrirlo unos cuantos días. De todas formas está en su derecho de subir al bus.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres