Blogia
jcuartero no está disponible

resto del mundo

ÍDOLOS

ÍDOLOS

El médico de Maradona dice que Diego se cree un Dios. No entiende la actitud del futbolista frente a su hepatitis y su adicción al alcohol. El hospital advierte del séquito de bacantes que acompañan al Pelusa. Maradona es un mito sedado que nos tiene en vilo. Cuando tenía once años pensaba que los futbolistas eran eternos, no sabía que se retiraban.

Ayer buscando, en Internet, información sobre el Escoriaza me encontré con una página de poemas dedicados a Maradona. Aparecen más de 120 poesías dedicadas a Diego. De todas las que leí me quedo con la de Benedetti, aunque no sé si sigue vigente.

 

Hoy tu tiempo es real, nadie lo inventa.
Y aunque otros olviden tus festejos,
las noches sin amor quedaron lejos
y lejos el pesar que desalienta.
Tu edad de otras edades se alimenta,
no importa lo que digan los espejos,
tus ojos todavía no están viejos
y miran sin mirar más de la cuenta.
Tu esperanza ya sabe su tamaño
y es por eso que no habrá quién la destruya.
Ya no te sentirás sólo ni extraño.
Vida tuya tendrás, y muerte tuya.
Ha pasado otro año y otro año le has ganado a tus sombras
¡Aleluya!

Otro ídolo Joshua Bell, el mejor violinista del mundo, ha probado en sus propias carnes lo que significa vivir en la torre de cristal del mundo de la alta cultura. Tocó de incógnito en el Metro de Washington y sólo obtuvo unas pocas monedas de la gente que pasaba sin detenerse a escuchar su música. Fuera del sistema establecido su música no valía más que la podría tocar cualquiera con una flauta hönner. Bell acostumbra a llenar todos los auditorios del mundo donde actúa y a cosechar las mejores críticas del público y de la prensa especializada. En el metro frente a personas de verdad, personas que tienen hipotecas y que madrugar para ir a su trabajo, los acordes de su Stradivarius valen lo mismo que las portadas de la prensa gratuita. La historia de Joshua Bell me recuerda al libretto de la ópera Los hijos de Rosenthal. El libretto es de Vladimir Sorokin y trata sobre la clonación de Verdi, Tchaikovski, Wagner, Mussorgski y Mozart en la Rusia soviética. Con la caída del régimen el programa de clonaciones se termina y los cinco genios se ven abocados a tocar en la calle. La gente actúa como con Bell, pasan inadvertidos. ¿Qué es lo que hace que las manifestaciones artísticas tengan éxito o no? Yo no tengo ni idea,

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

TERUEL Y EL SÉPTIMO ARTE

TERUEL Y EL SÉPTIMO ARTE

Esta Semana Santa he tenido muy presente la participación de Teruel en la Historia del Cine. Varias conversaciones en las que aparecieron Segundo de Chomón, Buñuel y su hijo Juan Luis que rompía la hora . El Jueves Santo y el Viernes Santo es imposible no hablar de Buñuel. Es una tradición más arraigada que la de las procesiones, se puede hablar del Ángel Exterminador y de Simón del desierto aunque llueva a mares o el Ebro tenga olas que amenacen los garajes y bajos de los ascensores. Más extraño me ha resultado encontrarme a Teruel en la campaña promocional del canal de Cine TNT de Digital+. Casi todo el día aparece un hombre-anuncio con un megáfono hablando de sus próximas emisiones regulares. Tienen dos o tres spots diferentes, en uno de ellos el hombre-anuncio (que no se queda afónico pese a las quince horas diarias que se pasa gritando) no da una regla nemotécnica para que no se nos olvide en nuevo canal. T de Tenerife, N de Navarra y T de Teruel. No tengo ni idea si los publicistas han estado alguna vez en Teruel, pero seguro que hablaron de Buñuel esta Semana Santa.

#La imagen se trata de Luis Buñuel, junto a unos amigos, disfrazado de monja 

LAS CUATRO LÁGRIMAS DE JCUARTERO

LAS CUATRO LÁGRIMAS DE JCUARTERO

Hacía muchos años que no dejaba escapar una lágrima con una obra de ficción. No soy una persona que se emocione con facilidad con los finales amargos provocados por una tuberculosis o por los amores rotos al atardecer. Conforme se acercaba el final de Historias de Pekín de David Kidd la tristeza parecía invadir todos los lugares en los que estaba. La descripción que Kidd hace de China, como testigo privilegiado de un universo que se extinguía como un incendio al que le falta oxígeno, está llena de una nostalgia pegadiza. La tristeza se cimentaba en la pérdida de un mundo. En la lucha por seguir viviendo, pese a saber que sus días estaban contados,  en una sociedad que se desangraba . Tuve que irme de una cafetería cuando me faltaban quince páginas para acabar el libro. No quería que una lágrima callese al café que me tomaba en la barra. La música era triste. Las conversaciones, que se ahogaban con el vapor de la cafetera, sonaban tan melancólicas como un fado en una mañana de lluvia. LLegué a casa y terminé el libro. Hice bien en marcharme de la cafetería.

A la media hora me puse a hacer la comida, unas alcachofas, mientras hervían recordé las otras tres ocasiones en que había llorado por obras de ficción

La primera vez que lloré fueron unas navidades con ¡Qué bello es vivir! El malvado Potter, actuando como sólo los constructores profesionales saben hacer, había convertido Bedford Falls en Potterville y James Stewart estaba viviendo la peor pesadilla que se podía imaginar observando a su mujer convertida en una bibliotecaria solterona.

La segunda fue la traición del cerdo Napoleón en Rebelión en la granja. Pobre caballo Boxer. Todos los animales son iguales, pero unos lo son más que otros.

La tercera fue una canción argentina interpretada por Mauricio Aznar en la Biblioteca de Aragón. Iba sobre un hombre entrado en años que muere y sus hijos con el tema de la herencia destruyen todo lo que él había soñado. Las cuerdas de la guitarra de Mauricio me desgarraban con cada acorde, todavía recuerdo su voz teñida de decepción

Las tres se remontaban a la época en la que era un adolescente con las hormonas como el Etna, quizá me hago mayor y me pasa lo mismo.

#La imagen pertenece a dos Ricksaws, que tanto aparecen en la obra de Kidd

RECUERDA

RECUERDA

Con el tema del casamiento no tengo tiempo de nada. Los días parecen que tienen diecinueve horas y encima el cambio de horario veraniego nos escatima una más. Todo se mueve a una velocidad difícil de controlar. La actualidad se ha convertido en un murmullo lejano que se  lleva el frío primaveral. Estos días, en los pocos descansos que he tenido, he estado reflexionando sobre dos anécdotas relacionadas con el pasado, la memoria y el olvido. La primera es una pincelada sacada de un libro de Julian Barnes. El escritor inglés cuenta el incendió que Huxley sufrió en su casa de Hollywood. En 1961 el fuego comenzó a devorar su hogar, las llamas destruían sus pertenencias. Tuvo tiempo para llevarse cosas de su casa y de todo lo que pudo salvar sólo se llevó un violín de su mujer y el manuscrito en el que estaba trabajando. Lo demás le daba igual. Los libros que había leído se convirtieron en cenizas que crepitaban en el interior del fuego. Las posesiones que había logrado acumular a lo largo de toda su vida se esfumaron como si lo hubiesen abandonado por otro coleccionista, pero a él le era indiferente  haberse quedado sin recuerdos. Se autodenominaba el hombre sin pasado. La segunda anécdota está relacionada con el trabajo de Silvia. Un niño se pegó un golpe brutal en la cabeza jugando al baloncesto. El traumatismo fue tan fuerte que perdió la memoria casi por completo. Todos los datos que percibía se le olvidaban a los tres minutos. Era incapaz de retener  nombres, la presencia de sus familiares asustados o la razón que lo había llevado al hospital. De lo único que se acordaba con nitidez era que tanto él como su padre eran hinchas del Athletic de Bilbao. Se pueden hacer muchos chistes de bilbaínos, qué si nacen donde qieren, qué si el mapamundi de Bilbao, qué si las setas y los Rolex; pero se le llenaba la boca del sabor de la victoria cada tres minutos, cuando demostraba que era del Athletic. Ese era su único pasado.  El chico recuperó la memoria tras unas horas y por supuesto recobró su pasado. Me gusta mi presente y me gusta mi pasado, no podría vivir con un violín y las cenizas de mis cosas.

#La imagen corresponde a los daños que causó un incendio en el faro de Wilsons promontory en 1951, diez años antes que el incendio de la casa de Huxley 

EL GUARDIA CIVIL QUE CUSTODIABA UN BEATO

EL GUARDIA CIVIL QUE CUSTODIABA UN BEATO
Una de las cosas positivas que traía el mes de febrero era el frío, pero el cambio climático no respeta ni las vacaciones de invierno. Otros años, Silvia y Yo, disfrutábamos de los paisajes nevados de Villanúa, de sus tejados inclinados de pizarra y de las rampas del Somport todavía heladas a primera hora de la mañana. La semana pasada nos dirigimos también al Norte desde donde se puede ver la silueta de las montañas las noches de luna llena.
Las piedras derrumbadas del túnel de Vielha nos recondujeron a la Seu d´Urgell, en este viejo enclave pirenaico conocimos a un personaje muy peculiar. Un aragonés emigrado de un pequeño pueblecito al lado de Daroca, un Guardia Civil reconvertido en agente de seguridad del Museo Diocesano de la Seu. La pieza más valiosa del museo es un ejemplar del Beato de Liébana, códice con unas bellísimas miniaturas que ilustran el Apocalipsis de San Juan. Siempre es edificante ver las imágenes del Fin del Mundo encerradas en una vitrina blindada. El hombre, que rondaba los sesenta y conservaba poco pelo, nos saludó de una manera aséptica sin demasiado afecto. Nos puso un audiovisual lleno de ángeles que se peleaban con criaturas demoníacas de colores chillones y tornedas con el trazo naif del Románico. Nada parecía indicar la facilidad de palabra de este señor. Al rato de pulular por las salas llegó una familia francesa que estaba alojada con nosotros en el Parador, para no tener que atenderles el Guardia Civil prefirió darnos conversación
-¿De dónde sois?
-De Zaragoza
-Pues si somos de lamisma tierra. Yo de un pueblecico al lado de Daroca. Ya me habría vuelto a vivir a Zaragoza o a Huesca, pero las faldas me trajeron aquí y aqí me he quedado. ¿Qué carrera tenéis?
El hombre, de una manera errónea, daba por hecho que para ir a ver Beatos medievales hay que tener cinco años de formación universitaria. Mi título de licenciado en Filosofía y Letras no le impresionó,si hasta una compañera suya del cuartelillo había estudiado Historia, sin embargo cuando Silvia le dijo que era médico pediatra le cogió el brazo y no se lo soltó en un buen rato. A partir de ese momento se refería a ella como Doctora, ¿Verdad, Doctora? El del campo de Daroca tenía una memoria prodigiosa, nos recitó de memoria los lugares en los que se encontraban las veinticinco copias conservadas del Beato de Liébana. Lo hacía de Carrerilla como si fuese la alineación del Zaragoza que le metió seis al Madrid hace poco más de un año. Nos comentó diversos aspectos del Románico de la zona, pero sobre todo nos ilustró de lo suyo, la seguridad. Nos contó, con pelos y señales, los detalles del robo del códice que custodiaba el museo a mediados de los noventa. "Tres individuos. Dos de Tarragona, carne de cárcel, y un francés rociaron con un spray a la chica de la recepción del Museo; si llego a estar yo aquí, me matan o los mato". Se notaba por su palabras que es lo que hubiese deseado, no que lo mataran sino estar allí para recuperar las hojas de pergamino. Hablaba con la nostalgia de quien sabe que sus días de acción han acabado. Ya no irá a atrapar, a la carrera, a los contrabandistas, que cargados con veinte kilos de mercancia a la espalda, cruzaban las montañas andorranas a diez kilómetros de La Seu. "Ahora los contrabandistas, ya no son lo que eran, cruzan la frontera en coche". Yo por el contario respiraba tranquilo por si al día siguiente compraba algo en Andorra que tuviese que pasar de manera ilegal a través de la aduana. Tenía pinta de haber sido implacable con los estraperlistas aunque hubiesen sido de Zaragoza.
P.D. Gracias a Blogia y a Agustín por haber recuperado mis post de Febrero. El esfuerzo que hacéis merece una recompensa o el nombre de una calle en Valdespartera.
P.D.2 Luis Antonio Alarcón (Toni) ha inugurado un blog que resulta imprescindible para todo aquel que sienta que el cine es parte de su vida. Lleva el título de Cinegoza y lo podréis encontrar entre mis enlaces.
P.D.3  L.M. Ortego me manda un correo explicándome que la fotografía de Ariza queinmortalizó Cartier Bresson ha sido remata por 14000$ en Christie´s Nueva York. Nuestros 70€ no fueron suficientes.

LA VIDA DE CARTIER-BRESSON EN BLANCO Y NEGRO. ARIZA A TRAVÉS DEL OBJETIVO DE UNA LEICA

LA VIDA DE CARTIER-BRESSON EN BLANCO Y NEGRO. ARIZA A TRAVÉS DEL OBJETIVO DE UNA LEICA

L.M. Ortego, detective del Patrimonio, el Sam Spade del Gótico aragonés rastrea todas las casa de subastas, a ambos lados del Atlántico, en búsqueda de tesoros emigrados. Tesoros de los que un día perdimos la contancia de su existencia y que los catálogos nos devuelven en forma de lote sobre el que pujar. Ortego me comenta que ha encontrado en Christie´s New York una fotografía que Cartier-Bresson tomo en Ariza en 1953. Una serie de tejados con las huellas evidentes del paso del tiempo sirven de decorado a dos niños que parecen sombras esquemáticas, que a su vez proyectan sombras sobre las calles sin asfaltar. La imagen me recuerda a las reconstrucciones de Çatal Höyük. Cartier Bresson es mi fotógrafo favorito. Sus retratos son para mí las imágenes oficiales de la cultura europea de los Cuarenta y Cincuenta. Camus resaltando sobre un fondo desenfocado. Matisse atendiendo a sus palomas. Duchamp fumándose un puro. Es difícil evocar a ciertos creadores y no visualizarlos a través del objetivo de la Leica de Cartier-Bresson. Por otro lado, la imagen del niño con cara de pillo que lleva dos botellones de vino tinto  hizo  que me apuntase a un curso de fotografía en Spectrum.

Henri Cartier Bresson tiene el honor de haber recibido una exposición antológica póstuma en vida. El compromiso silencioso con la libertad le llevó a ser prisionero de los nazis y pertenecer a movimientos de la resistencia contra el invasor alemán. Fue uno de los fotógrafos que inmortalizó la liberación de parís. La ciudad ardiendo. Las promesas de días de Borgoña y Camembert sobre manteles de cuadros rojos. Toda su actividad durante el conflicto bélico llevó al MOMA a pensar que había fallecido en acción. El Mueso neoyorquino le quiso rendir homenaje con una restrospectiva. Cuando Cartier-bresson se enteró, viajó a Manhattan para supervisar su exposición póstuma. Fue como asistir a su propio entierro.

Es en nueva York donde el 14 de febrero se subastará la fotografía de Ariza. Hoy en día Christie´s Nueva York se levanta decadente en la Rockefeller Plaza. Tiene el encanto de los dormitorios de maderas nobles. Las azafatas de la recepción sonrien como si fueran modelos y te regalan fotocopias con los números de los lotes. El septiembre pasado estuve a punto de asitir a una subasta de Botellas de Vino singulares, pero al final preferí ir con mis fotocopias de Burdeos míticos a visitar el vestuario de los Knicks y subirme a la báscula en la que pesaron a Mohammed Alí cuando ganó a Frazer el título de los pesados.

VALENTINA Y LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO

VALENTINA Y LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO

Hace muchos años fui con Jesús Latorre a una conferencia sobre los manuscritos del Mar muerto en el salón de actos de la CAI en el Paseo de las Damas. La impartía el Padre O´Callaghan, con ese apellido sólo se puede ser dominico o jugador de balonmano. Resulta que O´Callaghan había descubierto entre los rollos de las congregaciones essenias unos documentos que harían mención a Cristo, cuya antigüedad superaba los dos mil años . La noticia parecía servida "El padre O´Callaghan encuentra la existencia de unos evangelios anteriores al nacimiento de Jesuscristo". O´callaghan comenzó a leer su densa intervención y a través de una intrincada argumentación de índole filológica, que poseía el oscurantismo de todo lo que rodea a las lenguas muertas, llegaba a la conclusión de que sus descubrimientos no se trataban de fragmentos de los evangelios. Reconozco que me aburrí muchísimo y que perdí el hilo de la charla.

Algo parecido a lo que le ocurrió al dominico me ha sucedido esta semana. Recopilo postales antiguas de Zaragoza. Adquirirlas en la propia ciudad es carísimo, así que aprovecho mis viajes para ir aumentando mi colección. Una de las últimas que ha caído entre mis manos reproduce el Museo de zaragoza de la plaza de los Sitios, pero lo interesante es su contenido escrito. Me encanta leer la caligrafía de las primeras décadas del S.XX, elegante y formal. Ejercer un voyeurismo tipográfico que desgrana existencias apagadas ya hace años.

La carta está fechada en Abril de 1922 y se menciona la novela "Valentina". al comprarla me di cuenta inmediatamente del hallazgo literario. Comencé a fabular sobre Ramón J. Sender, Pepe Garcés y la hija del notario de Tauste. Pensaba que tenía un tesoro con un sello matasellado hace más de ochenta años. Al llegar a casa y documentarme me enteré que Crónica del alba no se publicó hasta 1942. En 1922 Sender tenía 21 años, todavía quedaban las brasa de su amor por Valentina.

Me había sucedido como al Padre O´Callaghan había descubierto una Valentina anterior a Valentina.

Aquí transcribo el texto de la postal enviada a una tal Isabel Puig

Barcelona Abril 6 -1922. Querida amiga Isabel. Como te ófrací buscar en la biblioteca nuestra el libro "Valentina" lo he encontrado y se lo enviaré, los dos tomitos. El que no he encontrado y estoy segura que no lo he leído es "Bajo las Arcas". Perdona el olvido y sabes que te quiere tu amiga que le manda recuerdos para todos.

Esperanza.

En la cara fotografíada añadía "Leluca, el sábado (D.M.) nos vamos a Areyns y como ama de casa tengo mucho que hacer, así que me es imposible ir a verles como es mi deber". la expresión ama de casa aparece subrayada.

#La imagen es una ilustración del gran Cano sobre Valentina

EL SEALAND QUE HABITA ENTRE NOSOTROS

EL SEALAND QUE HABITA ENTRE NOSOTROS
Hace tres o cuatro días la inmobiliaria Inmonaranja está intentando traspasar la micronación de Sealand. Se trata de una plataforma construida durante la segunda Guerra Mundial en aguas internacionales, por el Imperio Británico, que a finales de la década de los sesenta fue ocupada por un locutor de radio pirata o un pirata locutor de radio (no está muy claro) que proclamó su soberanía en el panorama internacional. espero que Jiménez losantos no tenga como fuente de inspiración a Paddy Roy Bates, primer monarca de Sealand.
La estructura visible es simplemente la parte superior de la plataforma, ya que la obra de ingenieria naval británica fue sumergida sobre un banco de arena a 10km de la costa de Suffolk. El problema relativo a su legalidad internacional es peliagudo. La complejidad de las normas jurídicas que regulan la creación de un Estado aporta argumentos a favor y en contra de la independencia de Sealand. Muy interesante resulta el artícilo de la wikipedia al respecto.
En Aragón también tenemos una plataforma flotante que no está en aguas internacionales pero casi. El escenario flotante de Pirineos Sur en el pantano de Lanuza. Quizá algún día la excelente programación musical del festival dedique una edición a musica producida en la propia República Independiente de Escenaria.
 #La imagen representa el escudo ofiacial de Sealand
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL ÁRBOL DE NAVIDAD Y EL BDSM

EL ÁRBOL DE NAVIDAD Y EL BDSM

Hay días que son muy raros. Hay días que tienen una tónica dominante y que de repente cambian como por arte de magia. El lunes era un día de lo más acaramelado, todo dulzura. Había salido salido el sol mañanero de Calahorra y la gente sonreía por las calles. Los vendedores de castañas asadas saludaban a los niños. Contagiados del espíritu navideño, Silvia y yo, fuimos a comprar un árbol para colgar bolas doradas y rubíes. Una cinta burdeos que daba la vuelta al perímetro de las ramas. Elegimos en árbol más grande, dos metros diez centímetros. No descartamos cedérselo al CAI zaragoza a partir de Enero, lo único que como está fabricado en Vietnam ocupará puesto de no-comunitario. Volvimos a casa, colocamos con cuidado los adornos en lugares estratégicos para que se viesen mejor y decidimos bajar a comprar más ornamentos, que nuestro abeto no era lo suficientemente barroco. En ese momento el día tuvo un punto de inflexión.

Tras comprar un reno colgante nos fuimos al cine. La temática de El Perfume chirriaba con el día almibarado que llevábamos, pero no hacía presagiar lo que verían nuestro ojos después. Al llegar a casa nos dieron una mala noticia por teléfono y por la noche iluminados con las luces del árbol navideño, cuando el cansancio del día comenzaba a vencencernos, nos pusimos a ver Documentos TV. Me encanta escuchar la banda sonora del programa antes de que Pedro Erquicia nos dé las buenas noches. El programa iba sobre el Sadomasoquismo en España. Resulta que la reina del sadomaso nacional es una señora de Ariño. Antonia Serrano o Dómina Zara, una turolense que ostenta el liderazgo de las amas dominantes del BDSM en el Estado español. Era desasosegante verla vestida con atuendos pseudomilitares del ejército prusiano, mientras sujetaba una fusta en la mano y daba clases a un ama "becaria", casi desnuda, a la que trataba de Vd. Le estaba enseñando a golpear a un señor encapuchado que disfrutaba cada golpe. Lo más extraño del todo es que Domina Zara todavía conserva el acento del Bajo Aragón. Nunca me había imaginado a una Venus de las pieles con acento del nuestro. Me recordó a otro vecino de la zona, Manuel Pizarro. Creo que en ese justo momento el día perdió todo su cariz navideño.  Apagué las luces del árbol y me fui a la cama.

#La imagen corresponde a un vivero de árboles de navidad en Carolina

LOS MUÑECOS SUICIDAS

LOS MUÑECOS SUICIDAS

Esta semana es de las que tocaba estar en Calahorra. Al salir de casa de Silvia he levantado la vista hacia el cielo para ver la climatología que nos espera para el puente. Un sol débil se reflejaba en las ventanas del edificio de la otra acera. Las brigadas municipales de parques y jardines estaban instalando unas macetas con flores de color amarillo para decorar la ciudad con motivo de las fiestas navideñas. Todo ello provocaba una imagen placentera de una mañana de invierno; pero en ese momento he visto cuatro muñecos de Papa Noel en nuestro edificio. Cuatro muñecos que colgaban de unos balcones desangelados. ¡Qué feos que son! Parece que estén intentando suicidarse, tirarse por la ventana vestidos con ese pijama rojo y su saco relleno de papel de embalar par que abulte. A veces me apetece que la junta escolar del Hilarión Gimeno fuese el presidente de la comunidad, para suprimiese estos signos externos.

P.D Hilarión gimeno se era un  farmacéutico zaragozano del S.XIX,  que tenía su rebotica en la confluencia entre Independencia y Cinco de Marzo. Le dieron un premio por su labor en la epidemia de cólera de 1885.   

 

ME DAN UN PREMIO

ME DAN UN PREMIO
    Hace aproximadamente año y medio me enteré que me habían concedido un premio literario. La entrega se retrasaba tanto que pense que el concurso había sido como el timo de la estampita. Me fastidiaba, sobre todo, por el lote de productos alimenticios que nos regala ADEPACA.  Copio la información por si os apetece ir a tomar un vino y recibir la publicación que ha sido diseñada por Isidro Ferrer
 
Entrega de premios y presentación del libro del IV Concurso Nacional de Relatos Cortos sobre Gastronomía y Erotismo


Un año más, y por última vez, Actividades Culturales del Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural y Relaciones Institucionales de la Universidad de Zaragoza y el Restaurante Mandrágora, entregan los premios del Cuarto Concurso Nacional de Relatos Cortos sobre Gastronomía y Erotismo.

Será esta la última edición de un concurso que comenzó en el año 2000 con el fin de apoyar la creatividad en los ámbitos de la gastronomía y la literatura erótica.

El acto tendrá lugar el próximo miércoles 29 de noviembre a las 19 horas en el Restaurante Mandrágora (C/ La Paz, 21) y contará con la presencia de Francisco Ruiz, Técnico de Actividades Culturales de la Universidad y coordinador del premio; Alberto Mur, cocinero del Restaurante Mandrágora; y David Ferreruela, miembro del jurado. Se encontrarán también en el acto los autores de los relatos premiados.

La publicación se presenta con una imagen renovada con respecto a la de ediciones anteriores ya que las imágenes han sido idea original del diseñador y artista Isidro Ferrer. El libro, de 64 páginas, se distribuirá gratuitamente en el Restaurante Mandrágora y en Actividades Culturales de la Universidad.

El primer premio del concurso está dotado con lotes de vino de la D.O. Cariñena, productos de Calidad de Aragón (ADEPACA) y un premio en metálico de 600 €.
Además existen dos accésits dotados con 300€ cada uno, además de vino y productos con la C de calidad de Aragón. El jurado ha seleccionado también tres relatos para su publicación.

El jurado estuvo compuesto por el profesor y poeta Alfredo Saldaña, por el escritor y bibliófilo y representante de FNAC, David Ferreruela, por la documentalista del Museo del Vino de Cariñena, Olatz Arechaga y por el Director editorial de La Val de Onsera, José Mª Pisa.

Estos son los premiados:

Familia, Rosa Mª Arangüena Gil (Zaragoza) 1er. Premio

Llovía sin querer, Jesús Cuartero Méndez (Zaragoza) Accésit

Sal gorda, Ignacio Escuín Borao (Zaragoza) Accésit

Recetas paralelas para adultos a medio enamorar,
Félix Amador Gálvez (Moguer. Huelva) Relato seleccionado


Nuestro secreto, Julián Montuenga Bartolomé (Majadahonda. Madrid)
Relato seleccionado

El Relato, Vanesa García Ferragut (Palma de Mallorca. Islas Baleares)
Relato seleccionado

Se han presentado un total de 96 trabajos procedentes de toda la geografía española aunque, casualmente todos los premiados son aragoneses, y algunos de ellos ya tienen alguna publicación en su haber.

Al final del acto se servirá un vino español con productos de Aragón.


Organizan
Área de Actividades Culturales, Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural y Relaciones Institucionales de la Universidad de Zaragoza y Restaurante Mandrágora.

Colaboran
Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cariñena, Asociación para el Desarrollo y Fomento de los Productos de Calidad Alimentaria (ADEPACA), FNAC Plaza de España, Tierra Ediciones, Editorial La Val de Onsera

MI PARTICULAR APROXIMACIÓN AL MUNDO DE LAS RELIQUIAS

MI PARTICULAR APROXIMACIÓN AL MUNDO DE LAS RELIQUIAS

El fin de semana, por casualidades varias, tuve que desarrollar el guión para un documental televisivo sobre la presencia del Grial en Aragón. Otro día daré más detalles al respecto. Lo más interesante del trabajo de investigación fue acercarme al mundo de las reliquias del pasado. el hecho más llamativo es la extraordinaria proliferación de estos objetos de culto. Me encontré con tantos clavos de Cristo como para crucifcar a una docena de Mesías y tantas astillas de la Veracruz, qué habría que reírse de la deforestación del Amazonas.

Por continuar con el tema del overbooking de reliquias habría que reseñar que existen sesenta dedos de San Juan Bautista (qué tío más que Shiva), once de ellos índices. En Francia se han documentado más de quinientos dientes de Santa Apolonia. La cantidad de reliquias afecta hasta objetos delicadísimos como es el prepucio de Cristo; se conocen tres, uno en Amberes, otro en Hildesheim y un tercero en Santiago.

Es muy curiosa la anécdota de la existencia de unos dientes venerados en la Catedral de Valencia. Su tamaño descomunal hizo que la religiosidad popular los creyese de San Cristóbal, santo cuya altura lo convertiría en un refuerzo de calidad para CAI Zaragoza; pero que con el tiempo resultaron ser piezas dentales de un saurópodo. Otras reliquias curiosas son el trozo de un dedo del espíritu santo. Las huellas de Cristo en una catacumba romana. La laringe de San Antonio en Padova y el rabo de la mula que transportó a Jesús en su llegada a Belén.

El particular universo de la religiosidad popular es un saco sin fondo para descifrar el  comportamiento humano, por otro lado proporciona tal cantidad de historias curiosas que bien merece profundizar en el tema. Dentro de unos días intentaré establecer el top ten de las reliquias zaragozanas.

 #La idea de asociar el Grial a esta imagen se la debo a A. Tausiet

CHERNUBLO DE MONEGROS

CHERNUBLO DE MONEGROS

La semana pasada estuve en el rastrillo Aragón de la fundación Ozanam. Como todo los años aproveché para comprar libros de temática aragonesa. Son varias las instituciones públicas que colaboran con la cesión de parte de sus fondos catalográficos. Una vez hecha la selección de títulos que me iba a llevar a casa, entre los que destacaban la edición faccsimil del Madoz de la Provincia de Hueca y una primera edición española de la continuación de La Historia de San Michele del sueco Axel Munthe, daba la casualidad que me costaban 29€. Pagué 30€y la mujer que me atendió cogió una moneda de Euro. -Quédeselo, señora. Me da igual que no me lo devuelva-. La vendedora se empeño en que me llevase cuatro libros de la colección CAI 100 para redondear el precio de mis adquisiciones. 

Uno de esos cuatro libros es Roldán en Zaragoza (nada que ver con el ex-director de la Guardia Civil) de Carlos Alvar. En el se analiza por un lado el Poema épico, que transcurre en Zaragoza, en el que Roldán les da hasta en el Carné de Identidad a los malosos musulmanes que dirigían Medina Albaida, y todo por coquetear con Brasilimonda la mujer del Rey infiel, aunque para infiel la susodicha. Por otro lado Carlos Alvar desmenuza el otro gran poema épico en  el que Roldán desempeña una función esencial: La chanson de Roldán. En la Chanson aparece un personaje peculiar de nombre poco afortunado, Chernublo de Monegros. Se trata del Rey Musulmán de los Monegros, quien sufre la misma suerte que los doce pares de Francia, es decir la palma. Cada vez que recuerdo el nombre de Chernublo  lo asocio mentalmente al nuevo monarca del desierto monegrino que no es otro que el propietario del centro de ocio de Tardienta, con sus camellos, sus paseos en cosechadora y su infame pájaro Uyuyuy (verdadero Dragón a lo Mad Max que da más pena que el de San Jorge). Su palacio es un hotel-cueva con aire acondicionado de última generación.

 Los tiempos de Carolingios y Sarracenos pasaron a la Historia, pero el desierto siempre estará ahí impidiéndonos ver la cara oculta de la duna. 

LAS RATAS DE GOLDSTEIN

LAS RATAS DE GOLDSTEIN

La participación de Orwell en la Gerra Civil es de sobras conocida; pero lo que no está tan divulgado es que fuese su experiencia a las puertas de Huesca la que le inspirase el método de tortura que aparece en su celebérrima 1984. En el transcurso de las operaciones encaminadas a tomar Huesca, compartió experiencias durísimas de la vida cotidiana en el frente. El desasosiego de los ataques enemigos se mezclaba con el hambre y la podredumbre. Lo peor de cada uno afloraba entre los escombros de trincheras sucias por el barro. En la guerra se tienen muchos miedos, el terror conradiano se apodera sin querer de los combatientes y desata fobias. Orwell no pudo tomar café en Huesca, ni probar el pastel ruso de Ascaso; pero desarrolló un asco incontrolable hacia las ratas, esas ratas que al anochecer buscaban roer el idealismo hecho jirones de quien como Orwell creía en la Revolución. Entre sus varios escritos sobre su estancia en tierras oscenses dejó escrito lo siguiente sobre las ratas:

"Las que había en La Granja misma realmente eran grandes como gatos, enormes bestias hinchadas que se tambaleaban sobre lechos de excrementos, demasiado audaces como para huir a menos que se disparara contra ellas."

"Y entonces, a la noche siguiente, la espera en Torre Fabián para iniciar un ataque que fue suspendido en el último momento vía telégrafo. En el suelo del granero donde aguardábamos, una delgada capa de granzas cubría gran cantidad de huesos humanos y vacunos mezclados, y todo el lugar estaba invadido por las ratas. Las monstruosas bestias surgían a raudales por todas partes. Si hay algo que odio es una rata corriendo sobre mi en la oscuridad. Aquella noche tuve la satisfacción de darle a una de ellas un buen puñetazo que la mandó volando por el aire."

Orwell fue herido en la mano y pasó su convalecencia entre los hospitales de Monflorite y Siétamo, que a la postre supuso su licenciamiento y su posterior estancia en Barcelona, donde asistió a los acontecimientos de 1937 entre comunistas-estalinistas y el POUM, que hicieron que se distanciase de las ideologías de corte totalitario, las ideologías del cerdo Napoleón y del Gran Hermano

#La foto pertenece a Orwell y a otros intelectuales anglosajones cuando eran miembros del POUM 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL DOLCE FARE NIENTE

EL DOLCE FARE NIENTE

Llevo unos días en que lo italiano está muy presente en mi vida.  En la plaza San Pedro Nolasco hay aparcada una moto, con matrícula italiana, que tiene una pegatina que la denomina "La poderosa 3" convirtiéndose en heredera del vehículo con el que el Che Guevara inició una travesía sobre dos ruedas a lo largo y ancho del continente americano; aunque por el aspecto que luce la moticicleta de la plaza, hoy en día no llegaría ni a la soledad inmensa del desierto de los Monegros.  

Silvia  va el fin de semana a Roma a pasearse por el Trastévere y mirar, desde los puentes de piedra, la ísola Tiberina. Me ha preguntado que me trae y le he pedido una botella de Aperol para hacer Spritz. Desde el verano pasado llevo buscando Aperol sin resultado. Es maravilloso sentarse con una copa de Spritz, a las siete de la tarde, en una terraza con sillas metálicas sobre suelo empedrado y mirar unos palacios barrocos bañados por el último sol del día. Y dedicarse al "dolce fare niente". A leer un periódico deportivo de hojas rosáceas de dimensiones más grandes que el antiguo Heraldo, mirar a las chicas de piernas largas que llevan unas gafas de sol que les tapan la cara entera, pensar en la salsa que acompañará a la pasta de la cena; y sobre todo escuchar la voz de Silvia. En Zaragoza no es lo mismo, pese a que tengamos un trozo de Italia en la ciudad (por fortuna ese espacio ya no es de Berlusconi).  Beber Spritz a los pies de la torre de San Antonio no tiene encanto, aunque se divise el remate de una cúpula neoclásica.

Por último, esta semana, la ciudad está llena de italianos. Ayer vinieron unos cuantos a visitar el Museo, dos de ellos se fijaron en el folleto de la exposición de Marco Polo que se celebra en la Lonja. Me preguntaron de que iba la muestra y dónde se podía visitar. Se lo explique con bastantes detalles. No les quedaba ninguna duda, pero  había dos argentinas viendo el museo; así que se acercaron a ellas. Les preguntaron si sabían dónde estaba la Lonja y si querían acompañarles. Las argentinas aceptaron con acento porteño y se fueron juntos los cuatro lanzándose miradas complices. Yo de mayor quiero ser italiano para beber Spritz e ir a la Lonja

#La foto pertenece a la piazza delle erbe en Padova. Sin duda el mejor Spritz del mundo se toma contemplando estos porches

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres